Home / Aeronáutica / Acción de un pionero

Acción de un pionero

La agitación que generó la actividad aérea – desde el año 1910- comenzó a rendir sus frutos, también, con el nacimiento de personalidades como el Comodoro Arturo Merino Benítez, quien al mando del Servicio Aéreo del Ejército creó la Línea Aeropostal Santiago-Arica, cuyo primer aeroplano De Havilland DH-60, Gipsy Moth, se elevó el 5 de marzo de 1929 desde una posta de tierra en El Bosque.

En diciembre del mismo año se iniciaron los vuelos regulares de la Línea Aeropostal Santiago- Puerto Montt y el Servicio Aéreo Experimental a Aysén, servicios que posteriormente se unificaron para dar paso a la Línea Aérea Nacional, una de las primeras aerolíneas latinoamericanas.

Merino Benítez ingresó, antes de los quince años, a la Escuela Militar y tras avanzar en su carrera profesional llegó a ser piloto de guerra y con el tiempo y sus méritos, Director de la Escuela de Aviación (1926); Inspector General de Aviación; Subsecretario de Aviación (1930); Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile (1930-1931) y Vicepresidente Ejecutivo de la Línea Aérea Nacional (1953), entre otros cargos.
Creó la Fuerza Aérea de Chile, el Club Aéreo de Chile, una maestranza de Aviación y la Dirección General de Aeronáutica Civil.

299visualizaciones,1hoy

Revisa también...

Inicios de la aviación comercial

El 1 de enero de 1919, se inició, propiamente tal, la aviación comercial chilena. En …